SINTOMAS DE LA RONCOPATIA Y DEL SAOS

La sintomatología típica se caracteriza por una triada de síntomas: Ronquido, Pausas de apnea durante el sueño y tendencia a la hipersomnia (aumento del sueño) durante el día.

-       Ronquido. Se trata de una vibración producida en la mucosa de la vía respiratoria superior al paso del aire inspiratorio por una zona mas estrecha y colapsada. Por efecto Venturi, al pasar el flujo de aire por la zona estrecha, genera una zona de hipopresión que colapsa mas aun dicha estenosis, lo que causa una turbulencia a su paso que contribuye a incrementar esa vibración. La consecuencia de este ronquido o roncopatía es un sonido vibratorio intenso que puede adquirir gran volumen en decibelios y que tiene características variables durante la noche. 

Es característico que se modifica en función de situaciones personales, incrementándose en ciertas circunstancias como pueden ser inflamaciones respiratorias superiores, cenas copiosas, ingesta de alcohol o consumo de tabaco nocturno.

En muchas ocasiones este sonido es tan intenso que repercute en la pareja impidiéndole conciliar el sueño y pudiendo ser causa de conflictos de pareja, o de la vida familiar, motivo común de consulta por este problema. Muchas veces la consulta por parte de la pareja es el detonador que pone en alarma ante la existencia de este problema, por lo que, como luego se analizará la opinión de la pareja resulta clave en esta enfermedad.

-       Apneas. Se trata de paradas respiratorias, que no se denominan como tal si no asocian una reducción de la saturación de oxígeno en la sangre, reduciendo por tanto la capacidad de oxigenación de tejidos y órganos y causando empeoramiento de los procesos fisiológicos y tendencia a las consecuencias cardiovasculares, respiratorias, neurológicas, metabólicas, etc que se han mencionado. En todo caso el sueño resulta agitado y errático.

-       Hipersomnia: A causa de la desestructuración del sueño se produce un aumento relativo de las fases I y II del sueño respecto a III y REM, haciendo que el sueño sea mas superficial y menos reparador, no llegando a profundizar o haciéndolo en proporciones muy escasas, lo que asociado a la reducción de oxigenación causan la mala función del sistema nervioso central. El sujeto tiende a tener excesivo sueño durante el día, llegando a dormirse en el trabajo, conduciendo, manejando maquinaria peligrosa, o durante la lectura, comida, transporte público o incluso en espectáculos.

A esta sintomatología típica del SAOS se añaden aquellas consecuencias que acaecen en otros órganos o sistemas, como HTA, arritmias, pérdida de memoria, etc.