OTORRINOLARINGOLOGIA INFANTIL


Los niños suelen presentar de forma frecuente procesos otorrinolaringológicos, causado por la inmadurez de su sistema inmunológico, así como el proceso de desarrollo de las estructuras anatómicas de la vía aerodigestiva superior y el oído. 

En la época infantil comienzan a presentarse alteraciones en este sistema inmune (sobre todo en amígdalas y adenoides) que producen problemas infecciosos por un lado y alteraciones alergológicas por otro. Por ello es preciso depurar de forma adecuada los diferentes síntomas, a veces mal definidos por los niños, y una adecuada exploración para finalizar con un diagnóstico adecuado, previo a establecer el tratamiento. 

Resulta muy importante definir y solucionar los problemas en la infancia, pues su mantenimiento puede condicionar alteraciones funcionales en el adulto. Por ejemplo un trastorno respiratorio causado por una hipertrofia adenoamigdalar en la infancia, causando un síndrome de apnea del sueño, además del propio trastorno respiratorio, va a modificar el desarrollo de una estructura del macizo facial de forma correcta llevando en el adulto a trastornos de la estructura anatómica, con mas compleja resolución.

De igual forma, mantener un trastorno ventilatorio del oído medio llevará a problemas otológicos en la edad adulta.

Por otro lado el establecimiento en la infancia de dinámicas de deglución adecuada, tratando los problemas de deglución atípica o de deglución adaptada, evitará disfagias en el adulto.

En esta época infantil son muy comunes los traumatismos, y en ocasiones la introducción de cuerpos extraños en los orificios nasales y óticos.


Además, algunas patologías otorrinolaringológicas son propias de la infancia o más frecuentes durante este periodo, y un manejo adecuado es muy importante para evitar secuelas irreversibles y asegurar el correcto desarrollo del niño.


Los problemas mas comunes que podemos encontrar en esta etapa infantil son variados:

-       Faringitis de repetición y Amigdalitis de repetición: La infección de las amígdalas palatinas o de las vegetaciones adenoideas son motivo frecuente de enfermedad infantil, que requieren tratamiento médico, pero en ocasiones, por su reiteración o por sus complicaciones pueden requerir tratamiento quirúrgico.

-       Síndrome de Apnea del Sueño, en la edad infantil este trastorno se produce en mas de un 90% de los casos por un aumento de tamaño de las amígdalas palatinas que causará una obstrucción nocturna de la vía respiratoria que acaba causando una reducción de la saturación de oxígeno en sangre y por tanto de la oxigenación de órganos y tejidos. La solución suele ser confirmar el origen del trastorno por la hiperplasia adenoamigdalar y la extirpación de las amígdalas y adenoides.

-       Otitis media serosa y Otitis Media Aguda de repetición. Causadas por alteración estructural o funcional en la Trompa de Eustaquio, que debe encargarse de ventilar el oído medo a través de la nariz, y que se altera con frecuencia en relación con hipertrofia de adenoides (vegetaciones) o infecciones en la zona. En ocasión es requiere la ventilación alternativa del oído medio a través de unos tubos de drenaje transtimpánico.

-       Patologías congénitas en forma de quistes cervicales de los que los mas comunes son los quistes tiroglosos (por alteración en el proceso de desarrollo embrionario de la glándula tiroides) o quistes branquiales.

-       Cuerpos extraños. Debido a su curiosidad y continua agitación no son infrecuentes los cuerpos extraños en las fosas nasales o en el oído de los niños, que requiere su extracción instrumental con una experiencia y técnicas especializadas.